Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

domingo, 30 de diciembre de 2012

Feliz Año 2013


Para todos los visitantes/seguidores de este blog, les deseo un Feliz 2013.

Graciela Fioretti
30/12/2012

sábado, 29 de diciembre de 2012

Fin de Año (micro-relato)



No comprendía porque todos esperaban el último día del año y ese minuto que era capaz de alejar los dolores, los malos momentos, las enfermedades, y una lista interminable de tropiezos vividos en los trescientos sesenta y cuatro días anteriores. Ese minuto, que también poseía el poder de traer los mejores  instantes acontecidos, aunque no hubieran cumplido con las expectativas, o tal vez, porque las habían superado.

La magia estaba instalada en cada uno de los preparativos, pero para él no tenían mucho sentido, se encontraba con la mente como si se la hubiera cortado una navaja. No era un año más, estaba seguro de que era un año menos.

Repentinamente, comenzó a escuchar las doce campanadas que son capaces de embrujar a todo el mundo porque las esperan con ansias nuevas, pero con gran estupor sintió que se convirtieron en las doce campanadas que, con el Fin de Año, silenciaron su vida.

Graciela Fioretti-Jyosti
29/12/2012

**Todos los derechos reservados**

domingo, 23 de diciembre de 2012

La Navidad y el Árbol de los deseos



El pueblo era pequeño. Daba la sensación de que el tiempo se había detenido en él.
Los más jóvenes se iban a estudiar a la ciudad y todos esperaban  la Navidad con muchas ansias para que, con la visita de ellos, el lugar se llenara de corazones inquietos.

Muchas costumbres continuaban enraizadas en sus habitantes.  Cada familia tenía un Arbolito en su hogar que adornaba siempre de la misma manera.
Todo comenzaba el 8 de Diciembre con el armado del Árbol de Navidad que estaba en la plaza, y culminaba el 24 de Diciembre. Cada uno dejaba en el árbol algo más importante que un adorno, escribían en un trozo de papel mágico un deseo, luego lo colgaban en la rama que consideraban la más adecuada según la intensidad del mismo.
Esta tradición se había transformado en lo más llamativo del lugar. Personas de otros pueblitos y casas cercanas llegaban hasta allí para dejar su deseo en él.
Lo llamativo era que los deseos no se repetían, aunque fuera imposible de imaginar que esto sucediera, realmente la lista era infinita.

En la víspera de Navidad, todos se reunían en la plaza alrededor del árbol y esperaban las campanadas de la medianoche frente a las luces que cegaban los deseos, mientras la Nochebuena hacía que el primero se soltara y bajara planeando hasta poder ser alcanzado por alguno de los observadores. Ese deseo, encabezaba la secuencia mientras los otros iban cayendo de manera armoniosa danzando junto a una brisa completamente mágica. Nadie debía leerlo en voz alta, simplemente lo doblaba y guardaba cerca del corazón.

Jamás han podido explicar lo que sucede durante esa noche, muchos especularon que la ubicación del árbol en un lugar cercano a cuatro esquinas era alcanzado por la brisa que uno a uno bajaba los deseo, otros le atribuían a las fuertes campanadas una vibración que hacía soltarlos planeando hasta llegar al nivel del suelo, pero nadie escapaba al secreto del papel mágico en el que estaban escritos. Era un papel especial, totalmente ancestral, que nunca se terminaba, y estaba celosamente guardado en una caja que permanecía todo el año en la Iglesia.

Este año no será diferente, y aunque muchos ya no están en ese pueblo, otros tantos llegarán para presenciar, una vez más, la magia de la Navidad frente el Árbol de los deseos.

Graciela Fioretti/Jyosti
23/12/2012

**Todos los derechos reservados**

sábado, 8 de diciembre de 2012

Ausencia



Ni un destello de amor en el pensamiento,
la realidad más dolorosa de la vida,
tristeza del odio con alas de acero,
sangre en la boca quemada,
quebrando los mares el horizonte.

Su gracia palpita atiborrando la memoria,
aire sutil ahogado de muerte,
el pecho se oprime sin mirar la angustia,
dejando sus huellas se aleja.

Se va la mirada como tiempo de polvo,
alaridos de la luna retumbando en la noche.
Vendrán los ocasos más dolorosos,
garganta encendida de ardientes palabras
pronunciadas a su antojo.

Terrible y extasiada ve pasar al destino,
una vida hecha añicos en un instante,
entre sus brazos recoge los cristales
cubriéndose de ausencia.

Graciela Fioretti/Jyosti
08/12/2012

**Todos los derechos reservados**

sábado, 1 de diciembre de 2012

Día del Médico




El 3 de diciembre se celebra el día del Médico. Esta fecha fue propuesta en el año 1953 por la Confederación Panamericana de Dallas, Texas, como día de la Medicina en América, en conmemoración del nacimiento del científico cubano Carlos J. Finlay, médico investigador, nacido en Puerto Príncipe, hoy denominado Camagüey, Cuba, el 3 diciembre de 1833 y quien falleció en 1915.
Carlos Finlay fue el descubridor del agente transmisor de la fiebre amarilla, la importancia de este descubrimiento se debe a que se trata de la primera infección humana en que se demostraron la intervención causal de un virus y la transmisión de este por picadura de un insecto, el mosquito Aedes aegypti.
Con este descubrimiento se evitaron miles de muertes en América Latina y además facilitó gracias a su investigación prevenir la mortalidad de los operarios en la construcción del Canal de Panamá debido a que en esa época muchos de ellos fallecían a causa de esta afección.
A raíz de  este descubrimiento también se hallaron  medidas sanitarias para combatir la enfermedad.
El trabajo científico de Carlos J. Finlay   “El mosquito, hipotéticamente considerado como agente transmisor de la fiebre amarilla” es un clásico de la salud pública y se publicó por primera vez en el año 1881 en los Anales de la Academia de Ciencias de La Habana.
Cabe  mencionar que la profesión médica en la actualidad está viviendo grandes avances a nivel tecnológico y científico como así también cambios positivos en la relación médico-paciente.

Debemos tener en cuenta las siguientes reglas éticas fundamentales que protegen la salud física, mental y social de aquellas personas que requieran el saber profesional para curar o aliviar sus dolencias:
*  La confidencialidad, es decir, el resguardo del secreto médico.
* Veracidad en la información claramente requerida.
*  Consentimiento informado de parte del paciente o sus responsables de los riesgos y beneficios de la terapéutica propuesta por el médico.
* Justicia, es decir, el trato con equidad para toda persona cualquiera fuere su condición social, sus ideas políticas, raza, religión o sexo.

**Información obtenida en Internet**

sábado, 24 de noviembre de 2012

Alas Quebradas




Sinfonía muda en la mirada,
abandonada por tus ojos pardos,
inmensidad avasallando la sombra,
como humo ocultando tu figura
que dejas al pasar despreocupado.
Tú tienes, para mí, un corazón,
que late al compás de las palabras,
atracción estelar fundida en besos,
envolviendo mis curvas asaltadas.
Mordiendo la tierra de mis pechos,
en medio del sabor amargo,
rodeaste el momento escatimando
con besos rotos de cristal,       
soltando lentamente mi cintura.
He dormido contigo, no me arrepiento,
soy un lugar importante de tu vida,
que como una brisa de primavera
recordarás eternamente.
Agonizo de pie sobre la playa,
tan desierta como el alma mía,
mientras mis alas quebradas
me despojan lentamente
del impulso de volar lejos,
junto a la misma muerte.

Graciela Fioretti / Jyosti
24/11/2012

**Derechos reservados**

domingo, 11 de noviembre de 2012

Mujer guerrera



Se detuvo un instante;
inextinguible sed alimentada,
profundo grito herido
del habitante intrépido
hundido en la implacable
tiniebla del alma.
Aprendiendo la paz,
la transparencia de su ropa
deja ver la fortaleza;
mordiendo la belleza
más pura de su cuerpo
alumbrando en el acero.
Grito sordo de la espada,
esculpe el camino sinuoso
sin temor al desenlace.
Lo no visible invade
cada rincón de su mente,
dibujando imágenes
retorcidas y atormentadas.
Incertidumbre que crece,
pulso acelerado,
corazón que se resiente.
Mujer guerrera
¿a dónde vas?
Mujer de luz y soledad,
comienzas la lucha
con el enemigo que,
jamás podrá ver,
porque lo llevas dentro.

Graciela Fioretti / Jyosti
11/11/2012

**Derechos reservados**

domingo, 4 de noviembre de 2012

Bajo las rosas



En el remanso del aire
su lamento emerge
abandonado por el alba.
Embriaguez de amor
que disipa la niebla,
más allá de los deseos,
más allá de la vida misma.
Lleno de infinita ternura
casi fuera del cielo,
bajo las rosas,
la tibieza de sus besos
quedaron atrapados.
En el remanso del agua
a la hora de partir,
se convirtió en milagro.
  

Graciela Fioretti / Jyosti
04/11/2012

**Fotografía de Isabel Soriano Botello. Agradezco su desinteresado aporte**

domingo, 28 de octubre de 2012

Mi huella



Abismo de negrura, olvido y negación,
el presente perfila mi futuro.
Fundiéndose en el cielo de mi habitación,
vuelo de gaviotas que trae el sonido del mar.
Dejaré mi huella sobre frías arenas.
Palabras enlazadas disonantes,
franja de frases mudas,
aliento muerto del alma.
Se elevan hacia el firmamento,
vapores tórridos de la existencia.
Y mi huella convertida en historia,
madeja del lenguaje atiborrado,
lentamente naufraga enigmática,
diluyéndose con muchas otras.


Graciela Fioretti / Jyosti
28/10/2012

**Derechos reservados**

domingo, 21 de octubre de 2012

Lágrima de sangre



Lágrima de sangre baña su mejilla,
lágrima que brota de su alma herida.
Entre duelo de mordiscos y locura,
cubre el desamor su corazón,
pero nadie la vio sufrir,
las palabras quedaron atrapadas,
como vidrios incrustados en su lengua.
Arrastró su cuerpo desvalido,
sus ojos cubiertos de arena,
imaginando el rostro esculpido en la luna,
le susurró impeliendo su pena,
-¡Te quiero! ¡te quiero!


Graciela Fioretti / Jyosti
21/10/2012

**Derechos reservados**

sábado, 20 de octubre de 2012

Flores para una Madre



Comenzó a buscarla sin rumbo,
hasta tocar el cemento,
dónde se encuentran sus restos.
Dejó en su lugar de reposo,
bellas rosas prometidas,
que hace tiempo le debía.

Y allí le dejó sus palabras,
sabe que se comunicó con ella,
monólogo nacido de su alma,
que colmada de remembranzas,
lentamente comenzó a sanar,
la herida que tenía.

Flores para una madre.
Para su ¡abuela querida!
Pudo cumplir su promesa;
dónde ella esté escuchará,
el sonido de la última lágrima,
que rodó por su mejilla.


Graciela Fioretti / Jyosti
20/10/2012

** Con mis respetos, para I.S.B. en memoria de su abuela Q.E.P.D.**

**Derechos reservados**


Carta de una madre a Dios




Querido Dios,

   Sé que tú eres el dador de respuestas, esas que, muchas veces,  necesitamos para cerrar los capítulos de nuestra existencia.
   Siempre esmerada en percibir las señales que envías, en vano espero una muy importante, quiero que sepas que sigo sumergida en el desconsuelo porque nunca llegó.

   Sabes todo sobre mi vida. Debo confesarte que, los años se están haciendo cada día más pesados en mi ser, y estoy invadida por la terrible sensación de que mi tiempo se termina. ¡Qué imaginación! ¿Quién puede saber esto?
 
   Llega el “Día de las madres”, como todos los años las remembranzas me ahogan. Ha pasado tanto tiempo desde aquel día, que los detalles se están difuminando dentro de mi mente y mi alma.

   En esta carta te suplico que escuches mis plegarias, que me digas qué sucedió, entonces podré dejarle al olvido todo el dolor y terminar mi duelo.
  
   Para concluir, te pido que ilumines a todas las madres del mundo para que sigan sosteniendo la vida,  a través de sus hijos.
    

Graciela Fioretti / Jyosti
20/10/2012

**Derechos reservados**

lunes, 15 de octubre de 2012

Oda para las Madres




Porque han sido bendecidas
para albergar otras vidas
en el nido de sus entrañas,
esperando dar a luz,
los hijos que llegarán,
impregnados de su alma.

En el jardín mejor cuidado
como flores de esperanzas,
siendo las más bellas rosas,
entregan todo su aroma,
mientras sus vidas giran,
entre la crianza, el trabajo y la cocina.

Incansables luchadoras,
enseñan a enfrentar los miedos,
para poder llegar sin apremios,
fieles e inagotables consejeras,
exigen sin temerle al tiempo,
un simple agradecimiento.

Con una palabra corta,
de un significado extenso,
solemos decirles “mamá”.
Va en esta oda un saludo
¡Feliz día de las Madres!
para las están aquí y allá…


Graciela Fioretti/Jyosti
15//10/2012

**En mi país, Argentina, el tercer domingo de Octubre se festeja el día de las madres.**

**Derechos registrados**


lunes, 8 de octubre de 2012

Espejismo



Desasosiegos de arena,
mañanas imperceptibles,
sin dejar de caminar
esperé hasta el hastío
lo que no supe reclamarte
y tú, no te atreviste a darme.

Otra vez se han cruzado
nuestras miradas profundas,
devolviéndome la esperanza;
calma de un espejismo
que refleja la imagen invertida
de un sentimiento perdido.

La soledad enredada
entre sombras y brumas.
Lejos ¡allá arriba!
en el campanario del pecho
el corazón descontrolado
hace oír sus latidos.

Mientras el viento pasa,
ahogada en lamentos,
como caminante aturdida,
intento recordar tu cuerpo,
deseando verte nuevamente,
en el desierto de mi alma.

Graciela Fioretti/Jyosti
08/10/2012

**Derechos reservados**


domingo, 30 de septiembre de 2012

Recuerdo



Emerge tu recuerdo de la noche
que lentamente me abandona.
Muralla de sombras chinescas,
ansiedad atiborrada de artilugios.

Alza sus alas una paloma abandonada,
suerte de una promesa no cumplida.

Anduve más allá de los deseos
embriagada de tu voz en mis oídos,
intentando descubrir lo perdido,
naufragando en el tiempo.

Extraño cada instante, cada latido,
mis deseos de ti no se terminan.

Apenas las palabras rozando los labios,
entre los escombros del sentimiento,
más allá de todo, más allá del olvido,
aún te quiero.

Graciela Fioretti/Jyosti
30/09/2012

**Obra registrada**

sábado, 22 de septiembre de 2012

Rosa de Vida




La tempestad de tu partida,
arrasó mi corazón.
Hoy tu rosal de vida
me ha dado la primera flor.
Y entre tanto dolor y desconsuelo
casi perdiendo la esperanza,
me encuentro con la esencia
de lo que no pudo ser.

Graciela Fioretti / Jyosti
10/09/2012

**En memoria de mi hijo A.E.G.-Q.E.P.D. 10/09/1994-**

**Obra registrada**



domingo, 9 de septiembre de 2012

Cuando se apagó tu luz




Cuando se apagó tu luz,
en mi alma derruida,
cómplice de la locura
se alojó el instante inenarrable,
que jamás pude echarle al olvido
porque en mi corazón sigue vivo.

Con este eterno dolor,
sin recuperar las fuerzas
que los pájaros azules
se llevaron hasta el arcoíris
diluyendo todos mis sueños,
deambulo sin poder recomenzar.

Se me va la vida sin ti,
el reloj de mi tiempo turbado,
se va transformando en finito;
sigo esperando estar contigo,
abrazarte y darte lo que albergo
de mi terrenal escenario de madre.

Ya nadie habla de ti,
el duelo ha terminado,
solo pretendo expresarte
en este trozo de poema,
que sin flores en tu rosal,
dentro mío, eternamente vivirás.


Graciela Fioretti / Jyosti
10/09/2012

**En memoria de mi hijo A.E.G.-Q.E.P.D. 10/09/1994-**

**Obra registrada**


domingo, 2 de septiembre de 2012

Día de la Secretaria



Esmerada con cada tarea asignada,
en su invisible eficiencia cotidiana,
le resulta difícil aceptar la indiferencia,
que llega antes que el reconocimiento.

Avanza con la rapidez de la tecnología,
más nunca abandona su agenda cotidiana,
que entre líneas ordena las reuniones,
entrelazadas con llamadas de importancia.

Es un poco el trabajo que sin calma
al terminar su jornada no termina,
sus horarios se sumergen en el sosiego
cuando marca el reloj… su retirada.

Un poco amiga, un poco enamorada,
ella escucha, escribe y calla,
mientras su alma no sabe si es querida,
intenta ser simple y necesaria.

Porque tiene un día de festejo,
recibe los presentes con agrado,
en septiembre el otoño se termina,
con un: “Feliz Día de la Secretaria”.

Graciela Fioretti / Jyosti
02/09/2012

**El día 4 de Septiembre, en Argentina, se festeja el "Día de la Secretaria". Para todas las que tenemos asignada esta tarea, dedico este poema**

**Obra registrada**

Lágrimas atrapadas




Del sentir que no puede expresarse,
apresado el silencio en los instantes,
nace un sentimiento ahogado,
sucumbiendo ante un dolor errante.

Infatigable pulso del amor perdido,
nido vacío de besos y abrazos,
en etéreo templo ocultos los recuerdos,
fuego que ciñe un corazón derruido.

Solo un instante basta para arrasar
con la fuerza vital del ser amado,
sin comprender aturdida  la ignorancia,
se escapa, simplemente escapa.

Palabras diluidas como agua en un estanque,
puerta sellada de un cosmos infinito,
tanto dolor se duerme en el olvido,
con lágrimas atrapadas, el duelo acaba.

Graciela Fioretti/Jyosti
02/09/2012

**Obra registrada**

lunes, 20 de agosto de 2012

Atardecer en Egipto



Sobre las arenas legendarias y doradas,
de un Egipto atiborrado de historia,
sus pies sintieron el calor interminable,
como abrazo fulgurante sin memoria.
Impecable crepúsculo en esplendores,
chisporroteando rayos rojos por doquier,
suaves remolinos de hogueras;
esperando la fresca noche,
se fugaba el atardecer.
Apacible lejanía, aguas dormidas,
humedad como ciega travesura,
rezando la soledad los fue cubriendo,
el instante se perpetuó sin prisa,
las estrellas como guirnaldas los vistieron;
sin permiso el amor, soltó su vuelo.


Graciela Fioretti/Jyosti
20/08/2012

**Obra registrada**

**Este atardecer fue captado en Egipto**

jueves, 16 de agosto de 2012

Fugaz pasado




…Y vestiré mi carne inocente
con la piel que tanto amaste,
soñaré que aún estamos juntos,
sigues perenne en todos mis instantes.

La rica hermosura de tu cuerpo,
convertida en tibieza desmedida,
me hizo sentir su elástica corteza,
al fundirse con el néctar de mi aliento.

Está delirando bajo la luna de piedra,
aire inmortal, ensueño desmedido,
con las palabras saturando mi locura,
fugaz pasado, pasión sin tiempo.

…Y quiero retener tantos momentos,
se me hace imposible imaginarte,
tu noche ha dejado mi alma oscura,
ahogaste mi sentir, tú me cambiaste.

Graciela Fioretti/Jyosti
16/08/2012

**Obra registrada**

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total