Libros Editados

Traductor para este blog

Los libros son las alfombras mágicas de la imaginación. Jorge Luis Borges

viernes, 31 de diciembre de 2010

Rituales para fin de año

Para terminar el año 2010, algunas creencias y rituales que se realizan dirigidos a buenos deseos.

Lo expuesto no es de mi autoría, son populares y de diferentes regiones del mundo.

FELIZ 2011 para todos, con o sin riutales la vida... nos da sorpresas. ¡FELICIDADES!


-Coma 12 uvas una por cada mes del año y por cada una que coma pida un deseo.
-Puede comer 12 cucharadas de lentejas y pedir un deseo por cada una, también.
-Puede elegir tres gemas o piedras que simbolizen salud, amor y dinero.
-Suba y baje escaleras con maletas ó
-Dar la vuelta a la manzana con una maleta en la mano, para tener suerte en los viajes que tenga que realizar.
-Para atraer el dinero: ponga en una copa o botella sándalo, también monedas, arroz y sal de mar, ciérrela bien y guárdela.
-Use ropa interior de color amarillo, porque este color estimula la energía y atrae al sexo opuesto. Debe ponérsela al revés y luego de la medianoche ponérsela al derecho.
-Ponerse ropa interior roja atrae el amor y la pasión.
-Colocarse la ropa interior al revés con una cinta roja atraerá cosas materiales.
-Escriba en un papel las cosas tristes y malas que le sucedieron durante todo el 2010, en otro papel escriba las cosas buenas que desea le pasen en el 2011. El papel de las cosas malas quémelo a las 12 de la noche con una ramitas de romero y tire las cenizas en el baño echando a correr el agua. El otro lo guarda para que se cumpla lo que ha escrito.
-El uso de una vela encendida para recibir el año garantiza armonía y paz en el hogar. Las velas atraen distintas energías según sus colores: verdes: salud, blancas: claridad, amarillas: abundancia, rojas: pasión, anaranjadas: inteligencia, azules: paz. Encenderlas desde la media noche hasta que se consuman por completo.
-Sentarse arriba del dinero traerá abundancia económica.
-Repartir espigas de trigo entre todos los miembros de la casa y los invitados simboliza la abundancia, la paz y la buena suerte. Deben tenerlas en la mano a la medianoche.
-Más allá de las creencias, puede elevar sus plegarias, para usted y sus seres queridos, la humanidad, el planeta y el universo en un todo, y agradecer por todo lo bueno que recibió durante el año que finaliza.

jueves, 30 de diciembre de 2010

Año menos y Año más


Llegando casi al final,
queremos hacer balance,
de los días que se van,
arrastrados por un año.

Así, en el gran intento,
deseando olvidar momentos,
esos que no fueron gratos
se nos escapa el comienzo.

Enfocar en el principio,
dejando atrás el pasado,
lo vivido confinado,
el porvenir ilusionado.

Despedir al dos mil diez,
con un camino ya andado,
recibir al dos mil once,
por ese camino, confiados.


Jyosti – Graciela Fioretti

30/12/2010
Para todo el mundo, extiendo un gran saludo, ¡FELIZ AÑO NUEVO!
Por un porvenir óptimo, van mis plegarias.
**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

sábado, 25 de diciembre de 2010

Un cuento de Navidad de Paulo Cohelo

Este gran escritor me ha enviado por mail un bellísimo cuento de Navidad y quiero compartirlo con mis lectores.
Río de Janeiro, 15 de diciembre de 2010
Estimado lector: Como gesto de agradecimiento por el apoyo recibido a lo largo de 2010, y siendo fiel a la tradición de los años anteriores, quiero enviarte un cuento de Navidad que escribí para los periódicos de todo el mundo con los que colaboro. Que el universo conspire para que se cumplan tus deseos en 2011.


El pino de St. Martin

Un día antes de Navidad, el cura del pequeño pueblo de St. Martin, en los Pirineos franceses, se preparaba para celebrar la misa, cuando empezó a sentir en el aire un perfume delicioso. Era invierno, y hacía mucho que las flores habían desaparecido, pero allí estaba ese aroma tan agradable, como si la primavera se estuviese adelantando. Intrigado, salió de la iglesia para buscar el origen de semejante maravilla, y acabó encontrando a un muchacho sentado frente a la puerta de la escuela. Junto a él, había una especie de árbol de Navidad completamente dorado. - Pero, ¡qué belleza de árbol! - dijo el párroco -. ¡Con ese aroma divino que desprende, parece que ha tocado el mismísimo cielo! ¡Y está hecho de oro puro! ¿Dónde lo conseguiste? El joven no reaccionó con especial alegría a los comentarios del religioso. - Es cierto que este árbol, como usted lo llama, cada vez ha ido pesando más mientras lo cargaba hasta aquí caminando, y que las hojas se han puesto duras. Pero eso no puede ser oro, y me da miedo pensar en lo que dirán mis padres cuando vean lo que les traigo. El muchacho relató entonces su historia: - Hoy por la mañana salí hacia la ciudad de Tarbes para comprar un árbol de Navidad con el dinero que mi madre me había dado. Pero ocurrió que, al cruzar un poblado, vi a una señora mayor, sola, sin familia con quien celebrar la gran fiesta de la Cristiandad, y le di un poco de dinero para la cena, confiado en que luego sabría arrancarle un descuento al vendedor de la floristería. "Al llegar a Tarbes, pasé frente a la gran prisión, y había allí algunas personas esperando la hora de la visita. Estaban todos tristes, pues iban a pasar esa noche lejos de sus seres queridos. Escuché que algunas de estas personas comentaban que ni siquiera habían conseguido comprar un pedazo de tarta. En ese mismo momento, impulsado por ese romanticismo que tienen los de mi edad, decidí compartir mi dinero con esas personas que lo necesitaban más que yo. Apenas guardaría una mínima cantidad para el almuerzo. Como el florista es amigo de mi familia, seguro que me daría el árbol, a cambio de que yo trabajase para él durante la semana siguiente, pagando así mi deuda. "Sin embargo, cuando llegué al mercado me enteré de que el florista que conocía no había ido a trabajar. Intenté por todos los medios que alguien me prestase dinero para comprar el árbol en otro lugar, pero fue imposible. "Me dije a mí mismo que conseguiría pensar mejor con el estómago lleno, así que me dirigí a una fonda, pero se me cruzó un niño que parecía extranjero y me preguntó si podía darle alguna moneda, pues llevaba dos días sin comer. Imaginando que el niño Jesús alguna vez también debió pasar hambre, le entregué a este otro lo poco que me quedaba, y me volví para casa. En el camino de regreso, le rompí una rama a un pino, y luego intenté retocarla, como podándola, pero fue poniéndose así de dura, que parece de metal, y no se parece ni de lejos al árbol de Navidad que mi madre está esperando. - Pequeño amigo - dijo el cura -, el perfume de este árbol tuyo no deja lugar a dudas: ha sido tocado por los Cielos. Déjame contarte lo que falta de tu historia: "En cuanto te alejaste de aquella señora, ella inmediatamente pidió a la Virgen María, madre como ella, que te devolviese de alguna manera el favor recibido. Los familiares de los presos pensaron que se habían encontrado con un ángel, y rezaron agradeciéndoles a los ángeles las tartas que consiguieron comprar. Y el niño con el que te cruzaste, por su parte, le dio las gracias a Jesús por haber saciado su hambre. "La Virgen, los ángeles, y el propio Jesús escucharon las peticiones de toda la gente a la que ayudaste. Cuando rompiste la rama del pino, la Virgen puso en ella el perfume de la misericordia. Mientras caminabas, los ángeles iban tocando sus hojas, transformándolas en oro. Por último, con todo ya concluido, Jesús examinó el trabajo, lo bendijo, y a partir de ahora, a quien toque este árbol de Navidad se le perdonarán los pecados y se le cumplirán los deseos. Y así ocurrió. Cuenta la leyenda que el pino sagrado aún se encuentra en St. Martin; pero su poder es tal que su bendición alcanza a todos los que ayudan al prójimo en la víspera de la Navidad, por muy lejos que se encuentren de este pequeño pueblo de los Pirineos.
(inspirado en una historia jasídica)

jueves, 23 de diciembre de 2010

¡FELIZ NAVIDAD!

Para todos mis lectores,

y los que visitan mi hogar de letras,

les deseo una

¡FELIZ NAVIDAD 2010!

y lo extiendo

a todo el mundo.


Con o sin regalos,

en algún lugar, estoy segura,

habrá milagros,

de esos, que bendicen corazones

nobles y honestos,

¿qué más podemos pedir?

si sabemos que alguien

ha recibido la gracia

de ser elegido.


Mis plegarias para una Navidad

llena de Paz, amor, felicidad

y unión familiar,

sin distinción de razas ni religiones.



Graciela Fioretti
23/12/2010


lunes, 20 de diciembre de 2010

Otra Navidad



Sobre colinas doradas,
bañadas por rayos de sol,
en el valle de las ilusiones
esperan al niño Dios.

En el establo del pueblo,
el pesebre construyendo,
relleno de paja seca,
con esmero y sentimiento.

Modesto galpón de adobe,
piso de tierra maciza,
en la mesa pan y vino,
cuerpo y sangre de Cristo.

La Navidad colma de regocijo,
almas que esperan el inicio,
iluminados por estrellas,
no habrá regalos, pero sí milagros.

Jyosti – Graciela Fioretti

20/12/2010


**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

domingo, 19 de diciembre de 2010

Gracias JOSE NAROSKY



Quiero compartir con todos mis lectores, las palabras que me ha enviado este gran escritor.


Estimada Graciela:


Te "intuyo" una hermana en sueños, tan romántica como noble.
Mi abrazo fraterno (y mi gratitud por el aforismo).
Casi... con amistad
José Narosky


Simplemente, gracias. Graciela Fioretti

sábado, 18 de diciembre de 2010

Mi Árbol de Navidad


En esta Navidad quiero,
armar un árbol eterno,
dentro de mi corazón,
que permanezca perpetuo.

Instalarle en lugar de esferas,
de guirnaldas y regalos,
nombres de mis seres queridos,
los que tengo y he perdido.

Voy a ponerle, también,
los de todos mis amigos.
los de ahora y los antiguos,
los que frecuento seguido,
los que tengo en la distancia,
y los que a veces olvido.

Quiero que mi árbol tenga
las raíces más profundas,
que nada pueda arrancarlo
de mi perdurable certeza.

Con Amor, confianza, cariño, salud,
felicidad, amistad, esfuerzo, deseos,
que cambie lágrimas por sonrisas,
tendrá la estrella de la Noche buena.

En la morada del niño,
anidan milagros sin egoísmo,
paz para todo el mundo.
¡Feliz Navidad! 2010.


Jyosti – Graciela Fioretti
19/12/2010
**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

domingo, 12 de diciembre de 2010

La llave



Se cierra el entendimiento
encarcelado razonamiento,
lo irreal habita el sentimiento.

No puedo ver mi interior,
no puedo cambiar mi alma,
la fortaleza se ha ido…calla.

Entre sombras y dudas taciturnas,
atiborrándome el desasosiego.
¿Qué me recluyó en este encierro?

Anticipar batallas vanas,
sin que acontezcan,
moran en mi mente, perpetuas.

En esta realidad que no existe,
más allá de mi cuerpo,
la fuerza y el gozo, agonizan.

¿Por qué no me diste la llave?
de esta celda devastada,
estoy frágil, abatida y solitaria.


Jyosti – Graciela Fioretti

12/12/2010
**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

sábado, 11 de diciembre de 2010

Amaneceres



Con el resplandor del alba,
veo una sombra surgente
son las parodias del alma
que no pueden detenerte.

Sobre la brisa turgente
que te arrebata de mí,
atónita cada mañana,
se desvanece el sentir.

Aguardo los atardeceres,
poseerte nuevamente,
acompañada en la noche,
deseos sin contenerse.

Tantos ocasos vividos,
se desvanecen despacio,
no podrás irte de aquí,
no habrá más amaneceres.

Jyosti - Graciela Fioretti

11/12/2010
**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

Ser Médico



Instrumento de la vida,
a veces enfrenta la muerte,
siempre con el alma anclada,
su ser está permanente.


Los ángeles cantan felices
cuando nace un nuevo ser.
la algarabía hace propia,
con voluntad sin cuartel.

Es un poco ser capaz,
de sentir que sus desvelos,
lo premian con una sonrisa,
llena de agradecimiento.

Derrumbado ante el dolor
mira con ojos frustrados,
meterse adentro de la suerte,
que a veces es diferente.

Es un poco reposar,

ante las fallas humanas,
con el dolor que sojuzga,
el duelo todo lo enluta.

Aliviando muchas veces,

consolando algunas más,
es desandar lo ya andado,

recomenzar lo iniciado.

Ser médico es mucho más,
entre la fe y la esperanza,
entre el cielo y el infierno,
es pasión y sentimiento.

Jyosti – Graciela Fioretti
11/12/2010
**Este poema va dedicado a todos los médicos del mundo y en especial a los que me asisten.**
**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**

sábado, 4 de diciembre de 2010

Niña de mi alma



Transito la emoción surgente
que me provocas al verte.
Resistiendo la realidad innegable
de tu invariable transformación.
Ayer crisálida expectante,
hoy con las alas del tiempo,
junto a tu temperamento,
impones… que eres mujer.
Cada momento a tu lado
es una huella imborrable.
Nada podrá contra el amor
que te di y supiste retribuir.
Eres simple, brilla tu inocencia
y la nobleza que te caracteriza,
implícita en actos de la vida
con indelebles carcajadas.
Eterna niña de mi alma,
la realidad dice que has crecido.
En tu adolescencia descubierta,
te deseo… felices dieciséis.
Jyosti - Graciela Fioretti
11/07/2010

**Reservados los derechos de autor. Obra registrada**


viernes, 3 de diciembre de 2010

FELIZ DIA DEL MÉDICO


**En mi país, Argentina, hoy es el día del médico. Quiero saludar a todos los que han hecho de su profesión un estandarte de vida.
No hay poema, quiero en la memoria de un médico ejemplar publicar la carta (ya fue de conocida por el mundo) que dejó antes de suicidarse.
Resignó mucho por su Fundación cardiologica y por los necesitados, fue tanto, que decidió entregar su vida.
Dr. René Favaloro, tal vez, su muerte que llenó de dolor muchos corazones, no haya sido en vano.**

Sé que la carta es extensa, también sé que pueden no comprenderse muchos aspectos de la misma, pero hoy lo dedico en memoria de un GRANDE.


La carta que dejó el Dr. René Favaloro antes de suicidarse.(Del Dr. René Favaloro/ julio 29-2000 - 14,30 horas)

Si se lee mi carta de renuncia a la Cleveland Clinic, está claro que mi regreso a la Argentina (después de haber alcanzado un lugar destacado en la cirugía cardiovascular) se debió a mi eterno compromiso con mi patria. Nunca perdí mis raíces.
Volví para trabajar en docencia, investigación y asistencia médica. La primera etapa en el Sanatorio Güemes, demostró que inmediatamente organizamos la residencia en cardiología y cirugía cardiovascular, además de cursos de post grado a todos los niveles. Le dimos importancia también a la investigación clínica en donde participaron la mayoría de los miembros de nuestro grupo.
En lo asistencial exigimos de entrada un número de camas para los indigentes. Así, cientos de pacientes fueron operados sin cargo alguno. La mayoría de nuestros pacientes provenían de las obras sociales. El sanatorio tenía contrato con las más importantes de aquel entonces. La relación con el sanatorio fue muy clara: los honorarios, provinieran de donde provinieran, eran de nosotros; la internación, del sanatorio (sin duda la mayor tajada). Nosotros con los honorarios pagamos las residencias y las secretarias y nuestras entradas se distribuían entre los médicos proporcionalmente. Nunca permití que se tocara un solo peso de los que no nos correspondía. A pesar de que los directores aseguraban que no había retornos, yo conocía que sí los había. De vez en cuando, a pedido de su director, saludaba a los sindicalistas de turno, que agradecían nuestro trabajo. Este era nuestro único contacto.
A mediados de la década del 70, comenzamos a organizar la Fundación. Primero con la ayuda de la Sedra, creamos el departamento de investigación básica que tanta satisfacción nos ha dado y luego la construcción del Instituto de Cardiología y cirugía cardiovascular. Cuando entró en funciones, redacté los 10 mandamientos que debían sostenerse a rajatabla, basados en el lineamiento ético que siempre me ha acompañado. La calidad de nuestro trabajo, basado en la tecnología incorporada más la tarea de los profesionales seleccionados hizo que no nos faltara trabajo, pero debimos luchar continuamente con la corrupción imperante en la medicina (parte de la tremenda corrupción que ha contaminado a nuestro país en todos los niveles sin límites de ninguna naturaleza). Nos hemos negado sistemáticamente a quebrar los lineamientos éticos, como consecuencia, jamás dimos un solo peso de retorno. Así, obras sociales de envergadura no mandaron ni mandan sus pacientes al Instituto. ¡Lo que tendría que narrar de las innumerables entrevistas con los sindicalistas de turno! Manga de corruptos que viven a costa de los obreros y coimean fundamentalmente con el dinero de las obras sociales que corresponde a la atención médica. Lo mismo ocurre con el PAMI. Esto lo pueden certificar los médicos de mi país que para sobrevivir deben aceptar participar del sistema implementado a lo largo y ancho de todo el país. Valga un solo ejemplo: el PAMI tiene una vieja deuda con nosotros, (creo desde el año 94 o 95) de 1.900.000 pesos; la hubiéramos cobrado en 48 horas si hubiéramos aceptado los retornos que se nos pedían (como es lógico no a mí directamente). Si hubiéramos aceptado las condiciones imperantes por la corrupción del sistema (que se ha ido incrementando en estos últimos años) deberíamos tener 100 camas más. No daríamos abasto para atender toda la demanda. El que quiera negar que todo esto es cierto que acepte que rija en la Argentina, el principio fundamental de la libre elección del médico, que terminaría con los acomodados de turno. Los mismo ocurre con los pacientes privados (incluyendo los de la medicina prepaga) el médico que envía a estos pacientes por el famoso ana-ana , sabe, espera, recibir una jugosa participación del cirujano. Hace muchísimos años debo escuchar aquello de que Favaloro no opera más! ¿De dónde proviene este infundio?. Muy simple: el pacientes es estudiado. Conclusión, su cardiólogo le dice que debe ser operado. El paciente acepta y expresa sus deseos de que yo lo opere. 'Pero cómo, usted no sabe que Favaloro no opera hace tiempo?'. 'Yo le voy a recomendar un cirujano de real valor, no se preocupe'. El cirujano 'de real valor' además de su capacidad profesional retornará al cardiólogo mandante un 50% de los honorarios! Varios de esos pacientes han venido a mi consulta no obstante las 'indicaciones' de su cardiólogo. '¿Doctor, usted sigue operando?' y una vez más debo explicar que sí, que lo sigo haciendo con el mismo entusiasmo y responsabilidad de siempre.
Muchos de estos cardiólogos, son de prestigio nacional e internacional. Concurren a los Congresos del American College o de la American Heart y entonces sí, allí me brindan toda clase de felicitaciones y abrazos cada vez que debo exponer alguna 'lecture' de significación.
Así ocurrió cuando la de > Paul D. White lecture en Dallas, decenas de cardiólogos argentinos me abrazaron, algunos con lágrimas en los ojos. Pero aquí, vuelven a insertarse en el 'sistema' y el dinero es lo que más les interesa. La corrupción ha alcanzado niveles que nunca pensé presenciar.Instituciones de prestigio como el Instituto Cardiovascular Buenos Aires, con excelentes profesionales médicos, envían empleados bien entrenados que visitan a los médicos cardiólogos en sus consultorios. Allí les explican en detalles los mecanismos del retorno y los porcentajes que recibirán no solamente por la cirugía, los métodos de diagnóstico no invasivo (Holter eco, camara y etc., etc.) los cateterismos, las angioplastias, etc. etc., están incluidos... No es la única institución. Médicos de la Fundación me han mostrado las hojas que les dejan con todo muy bien explicado. Llegado el caso, una vez el paciente operado, el mismo personal entrenado, visitará nuevamente al cardiólogo, explicará en detalle 'la operación económica' y entregará el sobre correspondiente!. La situación actual de la Fundación es desesperante, millones de pesos a cobrar de tarea realizada, incluyendo pacientes de alto riesgo que no podemos rechazar. Es fácil decir 'no hay camas disponibles'. Nuestro juramento médico lo impide. Estos pacientes demandan un alto costo raramente reconocido por las obras sociales. A ello se agregan deudas por todos lados, las que corresponden a la construcción y equipamiento del ICYCC, los proveedores, la DGI, los bancos, los médicos con atrasos de varios meses.. Todos nuestros proyectos tambalean y cada vez más todo se complica. En Estados Unidos, las grandes instituciones médicas, pueden realizar su tarea asistencial, la docencia y la investigación por las donaciones que reciben. Las cinco facultades médicas más trascendentes reciben más de 100 millones de dólares cada una! Aquí, ni soñando. Realicé gestiones en el BID que nos ayudó en la etapa inicial y luego publicitó en varias de sus publicaciones a nuestro instituto como uno de sus logros!. Envié cuatro cartas a Enrique Iglesias, solicitando ayuda (¡tiran tanto dinero por la borda en esta Latinoamérica!) todavía estoy esperando alguna respuesta. Maneja miles de millones de dólares, pero para una institución que ha entrenado centenares de médicos desparramados por nuestro país y toda Latinoamérica, no hay respuesta. ¿Cómo se mide el valor social de nuestra tarea docente? Es indudable que ser honesto, en esta sociedad corrupta tiene su precio. A la corta o a la larga te lo hacen pagar. La mayoría del tiempo me siento solo. En aquella carta de renuncia a la C. Clinic , le decía al Dr. Effen que sabía de antemano que iba a tener que luchar y le recordaba que Don Quijote era español! Sin duda la lucha ha sido muy desigual. El proyecto de la Fundación tambalea y empieza a resquebrajarse. Hemos tenido varias reuniones, mis colaboradores más cercanos, algunos de ellos compañeros de lucha desde nuestro recordado Colegio Nacional de La Plata, me aconsejan que para salvar a la Fundación debemos incorporarnos al 'sistema'. Sí al retorno, sí al ana-ana. 'Pondremos gente a organizar todo'. Hay 'especialistas' que saben como hacerlo. 'Debes dar un paso al costado. Aclararemos que vos no sabes nada, que no estás enterado'. 'Debes comprenderlo si querés salvar a la Fundación' ¡Quién va a creer que yo no estoy enterado!En este momento y a esta edad terminar con los principios éticos que recibí de mis padres, mis maestros y profesores me resulta tremadamente difícil.No puedo cambiar, prefiero desaparecer. Joaquín V. González, escribió la lección de optimismo que se nos entregaba al recibirnos: 'a mí no me ha derrotado nadie'. Yo no puedo decir lo mismo.A mí me ha derrotado esta sociedad corrupta que todo lo controla.Estoy cansado de recibir homenajes y elogios al nivel internacional. Hace pocos días fui incluido en el grupo selecto de las leyendas del milenio en cirugía cardiovascular. El año pasado debí participar en varios países desde Suecia a la India escuchando siempre lo mismo. '¡La leyenda, la leyenda!' Quizá el pecado capital que he cometido, aquí en mi país, fue expresar siempre en voz alta mis sentimientos, mis críticas, insisto, en esta sociedad del privilegio, donde unos pocos gozan hasta el hartazgo, mientras la mayoría vive en la miseria y la desesperación.
Todo esto no se perdona, por el contrario se castiga. Me consuela el haber atendido a mis pacientes sin distinción de ninguna naturaleza. Mis colaboradores saben de mi inclinación por los pobres, que viene de mis lejanos años en Jacinto Arauz.

Estoy cansado de luchar y luchar, galopando contra el viento como decía Don Ata. No puedo cambiar. No ha sido una decisión fácil pero sí meditada. No se hable de debilidad o valentía. El cirujano vive con la muerte, es su compañera inseparable, con ella me voy de la mano. Sólo espero no se haga de este acto una comedia. Al periodismo le pido que tenga un poco de piedad. Estoy tranquilo. Alguna vez en un acto académico en USA se me presentó como a un hombre bueno que sigue siendo un médico rural. Perdónenme, pero creo, es cierto. Espero que me recuerden así. En estos días he mandado cartas desesperadas a entidades nacionales, provinciales, empresarios, sin recibir respuesta. En la Fundación ha comenzado a actuar un comité de crisis con asesoramiento externo. Ayer empezaron a producirse las primeras cesantías.
Algunos, pocos, han sido colaboradores fieles y dedicados. El lunes no podría dar la cara.A mi familia en particular a mis queridos sobrinos, a mis colaboradores, a mis amigos, recuerden que llegué a los 77 años. No aflojen, tienen la obligación de seguir luchando por lo menos hasta alcanzar la misma edad, que no es poco.
Una vez más reitero la obligación de cremarme inmediatamente sin perder tiempo y tirar mis cenizas en los montes cercanos a Jacinto Arauz, allá en La Pampa.Queda terminantemente prohibido realizar ceremonias religiosas o civiles.
Un abrazo a todos
René Favaloro

LinkWithin

Related Posts with Thumbnails

Entradas populares

Páginas vistas en total